Destinarán más de mil 700 plazas en el gobierno para mujeres

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ciudad de México. En la administración pública federal la desigualdad de género es un hecho palmario. Aún cuando el número de mujeres empleadas en las dependencias de gobierno es mayor al de los hombres, ellas ocupan menos cargos de mando, al grado que únicamente dos por ciento de las instituciones federales han alcanzando nivel paritario en los puestos direc tivos.

Ante ello, la Secretaría de la Función Pública (SFP) anunció esta tarde el Primer Concurso de Ingreso a la Administración Pública Federal Exclusivo para Mujeres, con el que se abrirán mil 742 plazas exclusivas para ese sector en 16 dependencias federales.

Se trata de un esfuerzo inédito en la historia del país, pues por primera ocasión se concursarán plazas exclusivas para mujeres en el servicio público federal. “Es un hecho histórico, es producto de la voluntad política que ha demostrado tener esta administración, liderada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el presidente más feminista en la historia”, señaló en la ceremonia del lanzamiento de la iniciativa la titular de la SFP, Irma Eréndira Saldoval Ballesteros.

La representante de ONU-Mujeres en México, Belén Sánz, y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, calificaron este proyecto como una “acción afirmativa” que representa un primer paso para cerrar las brechas de desigualdad en el país.

Durante el acto, Sandoval Ballesteros presentó algunos datos que dan cuenta de la desigualdad de género en el país, y en particular en la administración pública federal:

“Pese a innumerables esfuerzos, en pleno siglo XXI la desigualdad de genero sigue siendo alarmante. El acoso y la violencia, en este caso también la violencia política de género (son realidad). Sólo 47 por ciento de las mexicanas en edad productiva participan de la fuerza de trabajo y de las condiciones de reproducción social ampliada en la sociedad. Pero más graves aún son los datos de la segregación ocupación y sectorial, la brecha de género en la fuerza de trabajo en México es preocupante, hasta 35.3 puntos porcentuales de difencia entre las tasas de participación entre hombres y mujeres”.

La funcionaria indicó que en el sector público federal las brechas entre géneros son también evidentes. Sólo dos por ciento de las instituciones federales han alcanzado la paridad en las posiciones de mando; y del total de instancias gubernamentales, sólo en la cuarta parte las mujeres ocupan 45 por ciento de los puestos directivos.

“Aunque en este gobierno las mujeres somos mayoría (103 mil 339 empleadas), cifra que supera a los hombres, en las direcciones generales sólo representamos 30 por ciento (de los puestos); en las direcciones generales adjuntas, sólo 24 por ciento; y esta proporción incluso disminuye cuando revisamos las plazas del servicio profesional de carrera”. Agregó que en puestos de mando hay una diferencia de 15.7 puntos porcentuales, pues mientras hay más de 35 mil hombres en esos cargos, sólo existen 25 mil 700 mujeres.

“La lucha por la igualdad en el ámbito laboral dentro de la administración pública federal es importantísima y está vigente. Se trata de una necesidad de cambio estructural de fondo y que hoy estamos saldando con acciones concretas”.

En su turno, enfatizó que no se trata de un acto de simulación por parte del gobierno de López Obrador, sino de una iniciativa “de convicción y acción, para todas las mujeres que han sido injustamente tratadas y no han podido ingresar ni participar en la acción gubernamental”.

Por su parte, la representante en México de ONU-Mujeres aseveró que el lanzamiento de este concurso “es un paso fundamental” para concretar compromisos asumidos entre el gobierno federal y la instancia interna cional en materia de equidad de género e igualdad sustantiva.

Apuntó que el acceso de las mujeres al trabajo remunerado se ha detenido a escala global en los últimos 20 años: menos de dos tercios de las mujeres de entre 25 y 54 años de edad (62 por ciento), forman parte de la población act iva, frente a 90 por ciento de los hombres.

Son ellas quienes continúan asumiendo la mayor parte del trabajo de cuidados y doméstico no remunerado, en promedio se les paga 16 por ciento menos que a sus pares varones, y en algunos países esa disparidad alcanza hasta 35 por ciento.

Aunado a ello, una de cada cinco mujeres, 18 por ciento, ha sufrido violencia por parte de su pareja en el último año. Y las tecnologías de la información han acarreado nuevas formas de violencia como el ciberacoso.

Otros datos presentados por Sánz son que hoy 32 millones de niñas aún no van a la escuela; los hombres controlan tres cuartas partes de los escaños parlamentarios en los países del mundo; además que las mujeres son excluidas en gran medida en los procesos de construcción de paz, pues representan sólo 13 por ciento de quienes negocian el alcance de la paz y apenas 4 por ciento de las personas que firman esos acuerdos.

La titular de Gobernación, de su lado, afirmó que el concurso exclusivo para mujeres está diseñado para que ellas compitan en igualdad de condiciones por alguna de esas más de mil 700 plazas.(LA JORNADA)


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •