Acusan a Fiscalía de Mujer de ocultar datos sobre feminicidio en Chihuahua

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Chihuahua. Familiares y vecinos de la joven Susana Salais Morales, quien fue asesinada dentro de su casa cuando estaba acompañada de su hijo de seis años de edad, acusaron a la Fiscalía Especializada de la Mujer de Chihuahua (FEM) de manipular la investigación y ocultar datos, pues informaron del caso como “suicidio o muerte accidental” en un boletín de prensa, aunque el cadáver presentó huellas visibles de violencia física y sexual.

El reporte de vecinos y familiares indica que tres hombres atacaron a Salais dentro de su vivienda, frente a su hijo menor de edad, la noche del 6 de junio, después que afuera del domicilio hubo una fiesta y desfile de automóviles, en el que participaron decenas de personas y se convirtió en una “fiesta en medio de la calle” donde hubo consumo de alcohol que las autoridades permitieron.

Afuera había una fiesta y el cadáver fue encontrado por el esposo de la víctima, con los pies y manos atadas.

Agentes de la Fiscalía acudieron a la vivienda en la calle Mineral Josefina de la colonia Los Minerales e informaron del deceso como “suicidio o muerte accidental”, lo que desató críticas de personas allegadas a la víctima y activistas, quienes piden se investigue el caso como feminicidio.

La FEM cambió su versión de los hechos y borró el boletín de prensa de su página de internet, primero informó que “el pasado sábado 6 de junio, la representación social atendió un reporte a través del número de emergencias, en el que se señaló el posible suicidio de una joven mujer en un domicilio ubicado en la calle Mineral Josefina”, un segundo comunicado establece que “la representación social atendió el fallecimiento de una joven mujer y el médico legista determinó que la víctima no presentó ninguna huella de violencia física ni de carácter sexual”.

“Dentro de la investigación se tienen datos de una presunta incursión de tres hombres en el interior del domicilio, sin embargo no se tiene ningún indicio al respecto”, añade el boletín de prensa.

La Fiscalía de la Mujer niega “que la víctima tuviera signos de agresión física o sexual en hechos registrados en la colonia Los Minerales”, pero tras procesar la escena del crimen y trasladar el cuerpo al Servicio Médico Forense, se determinó la causa de muerte como “asfixia mecánica”, lo que contradice la versión de que murió por suicidio, pues sus familiares indican que no encontraron sogas o rastros de que se hubiera colgado y debió ser estrangulada.

“Peritos de esta institución procesaron la escena y trasladaron el cuerpo de la mujer al Servicio Médico Forense donde un médico legista determinó que la causa de la muerte fue por asfixia mecánica”, establece el reporte oficial.

En el funeral de la víctima, familiares de Salais exigieron justicia pues aseguran “no fue un suicidio, sino feminicidio”.

Reiteran que sufrió un ataque y fue torturada, porque no presentaba problemas ni indicios de conducta suicida y no pudo quitarse la vida por la forma en que encontraron su cadáver.

La presidenta de la Comisión de Igualdad de Género en el Congreso del Estado, Rosa Isela Gaytán, pidió a la Fiscalía que “investigue de forma profesional y difunda la información con certeza y con respeto”.

“El tratamiento informativo que se dio al asesinato de Susana muestra que, desde la Fiscalía, se ocultan o maquillan la cifras; pedimos total transparencia, por respeto al derecho a la justicia que tienen los familiares, la sociedad, y en memoria de la víctima”, declaró la diputada local Leticia Ochoa, presidenta de la Comisión de Feminicidios. (LA JORNADA)


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •